¿Qué necesitas? Búscalo aquí

domingo, 4 de septiembre de 2016

Y en ese mundo vivían ambos

Y en ese mundo vivían ambos. Él, capaz de leer los sentimientos en la mirada. Ella, capaz de guardar todo en su interior sin que nadie lo viera. Ambos estaban destinados a estar juntos por la eternidad, así lo dictó el destino. Pero a veces la vida es tan cruel, que decide no hacer caso al destino. Y ella los mantuvo separados. Ella sufría en silencio. Él veía el sufrimiento en los demás sin saber qué hacer. Todos se metían con ambos, solo por no conocerse. Y un día, ambos hicieron lo mismo, en el mismo momento. Quisieron conocerse y ambos le dieron la espalda a la vida. Y cuando se encontraron, ambos encajaron perfectamente. Sus almas se hicieron una en un suspiro y ambos desaparecieron en el mundo. El pecado del chico era poder ver los sentimientos. El de ella, ocultarlo todo. Y el destino decidió perdonarlos y hacerlos desaparecer.

No hay comentarios: